Por las calles

AVENIDA CÓRDOBA

Written by

Por Andrés Rosen.

La Avenida Córdoba es una de las siete arterias paralelas y separadas entre sí, por cuatro cuadras que alternativamente, son entrada o salida del macrocentro de la ciudad. Ellas son: Santa Fe -que desde 2010 y después de 43 años volvió a ser doble mano- la citada Córdoba, en este caso separadas por tres cuadras, Corrientes, Rivadavia-Avenida de Mayo, Belgrano, Independencia y San Juan.

En este relato voy a referirme a Cordoba, ya que junto con el camino del Bajo, son las dos principales vías de salida desde el centro hacia el norte y el noroeste. En mi trabajo como taxista, al tomar como punto de referencia preferido durante varios años la esquina de Córdoba y Florida, lógicamente, la mayoria de mis viajes la hacía por esa avenida.

El primer tramo comienza con una subida común –de aproximadamente cien metros- en gran parte de la Ciudad. Va desde el Bajo, en este caso hasta la calle Reconquista; continúa -con un tránsito de aceptable agilidad- hasta Callao. Pero desde aquí, todo el tramo hasta Pueyrredón, solía ser, en especial durante las horas pico de la tarde, tremendamente lento, aunque mejorado para el taxi y el colectivo gracias a la creación, en marzo de 2018, de los carriles exclusivos sobre la derecha de la avenida. Pese a ello, los embotellamientos en la zona de las facultades y el Hospital de Clínicas eran muy complicados, sobre todo a la altura de las paradas de las numerosas líneas de colectivos. Dentro de este grupo de paradas está la del 132, una de las líneas con mejor frecuencia de la Capital. Al detenerse los colectivos en sus respectivas paradas, quedaba solo un carril para circular.

Acerca de este tramo de Avenida Córdoba no puedo dejar de mencionar al edificio que más impresionaba a los pasajeros extanjeros: el Palacio de las Aguas Corrientes, entre Riobamba y Ayacucho, inaugurado en 1894 para alojar los tanques de suministro de agua corriente de la ciudad. Actualmente es una sede de oficinas y ha sido nombrado como Monumento Historico Nacional. Invariablemente llamaba la atencion si se observaban las piezas de cerámica policromada y los abundantes ornamentos en la fachada.

Al cruzar Pueyrredón el tránsito volvía a aliviarse, allí sí, muy favorecido el taxi por los carriles exclusivos que llegan hasta Medrano. Entonces comenzaba otro tramo complicado, de dos cuadras, hasta Gascon, en donde se produce la bifurcación por Estado de Israel (luego Angel Gallardo y Gaona), hacia el oeste. En cambio Córdoba sigue hacia el norte por la derecha. A partir de Julian Álvarez hasta Gurruchaga, comienza una parte caracterizada por su gran cantidad de negocios de outlet de indumentaria, la que más adelante se expandió hacia la zona de Gurruchaga y Aguirre.

Tras el cruce con Serrano, ya se complicaba nuevamente el tránsito a raiz de la cercanía con el paso a nivel del Ferrocarril San Martín, afortunadamente, eliminado en 2019 por la elevacion del trazado ferroviario. Esto generó una particularidad: volvio a existir la esquina de Córdoba y Juan B. Justo despues de cincuenta años, al haber sido eliminado el puente construido en 1969.

El último tramo de Córdoba -hacia los barrios de Colegiales y Chacarita- presenta rasgos muy diferentes, gracias a la presencia de algunos bares tradicionales en las esquinas de Fitz Roy y Ravignani, y muchos talleres mecánicos. Al llegar a Jorge Newbery, por lo general, el tránsito gira a la derecha y prosigue por Álvarez Thomas hacia Villa Urquiza. Y para acceder desde Álvarez Thomas a la Panamericana, lo más frecuente es, a la altura del 1900, doblar a la derecha en la calle Holmberg.

Foto: una tramo de la avenida, a la altura de Juan B. Justo.

 

About the author

Leave a Comment