Por las calles

BARRIO ALFREDO PALACIOS

Written by

Es  un complejo habitacional ubicado en el barrio de La Boca, delimitado por Necochea, 20 de Septiembre, Ministro Brin, Juan Manuel Blanes, Caboto, la Avenida Pedro de Mendoza, Gualeguay, Arnaldo D’Espósito, Pi y Margall y las vías del Ferrocarril General Roca. Posee esta denominación en honor al primer diputado socialista argentino, representante del barrio de  La Boca en el Congreso Nacional, y el primero de su partido en llegar a dicho cargo. El barrio también es conocido como Catalinas Sur.

El barrio está compuesto por once manzanas y en él viven unas diez mil personas. El número de edificios alcanza a 28 y tiene cinco complejos de dúplex. Cada una de las construcciones, que cuenta con jardín propio, está pintada de un color distinto. También posee varias calles interiores oficiales: Enrique Gustavino, Doctor Eduardo Braun Menéndez, Miguel Carlos Victorica, Martín de Moussy, Manuel Gálvez y Pedro Zonza Briazo. Todas son peatonales y por Braun Menéndez, incluso, se pueden cruzar las vías de un tendido ferroviario de cargas, el mismo, que pasa junto al estadio de Boca Júniors, distante a algunas cuadras del complejo.

Barrio_PAlacios2

Un tendido ferroviario atraviesa parte del barrio. Aquí, lo cruza la calle D’Espósito.

En la década del 60, este complejo habitacional  fue creado por la Comisión Municipal de la Vivienda. Las obras comenzaron en mayo de 1962. Los primeros departamentos se habitaron en 1963 y terminó de construirse en 1965. Las Catalinas, al haber sido construido en altura, quedaba aislado si la zona se veía afectada por las Sudestadas, llegando a inundarse hasta la altura del metro y medio. La atípica situación fue solucionándose a través de los años.

Los edificios, de perímetro libre, se diseñaron según las necesidades en cuanto a la composición familiar. De acuerdo a la demanda se levantaron unidades de uno, dos, tres y cuatro ambientes, con una clara distribución, en las torres apareadas, de planta baja y diez pisos; y unidades de cuatro ambientes en los edificios aislados, que, como dato singular, dejan su planta baja libre. Las viviendas unifamiliares se estructuraron en hileras de ocho unidades cada una, y en dos niveles, con idéntica organización a la de las torres.

Su grado de urbanización ha ido mejorando con el transcurso del tiempo. Ubicado a pocos minutos del centro porteño, muy cerca, también, de Puerto Madero, el Barrio Alfredo Palacios tiene la particularidad de no estar atravesado por el asfalto, dado que en su interior, únicamente se proyectaron calles por las cuales no pasan vehículos.

Barrio_PAlacios

Otra vista del inmenso complejo, desde la perspectiva de la calle Ministro Brin. En la foto principal, Necochea al 200.

Como complemento a las viviendas, dentro del mismo predio, se las asoció a comercios, escuelas, espacios culturales, religiosos y recreativos, lo que trajo aparejada una sólida estructura urbana, provista de cuantiosos senderos, áreas parquizadas, veredas perimetrales, espacios para estacionamiento vehicular y redes de riego para los jardines. El proyecto combina edificios en torre, aislados o apareados, de diferentes estructuras funcionales, junto a franjas de viviendas unifamiliares, con un correcto emplazamiento como para privilegiar los espacios verdes y preservar otras áreas destinadas a actividades comunitarias.

El clima de tranquilidad es notorio dentro sus límites,  presentando grandes contrastes con el vértigo urbano de su entorno Contribuyen, como importantes factores para que esto suceda, sus torres y arboledas, que actúan como barrera acústica. En éstas últimas, conviven numerosas especies de aves, logrando un clima diferente al que lo rodea. El barrio está revestido por especies como jacarandá y palos borrachos.

Así como en complejos vecinales similares, es la propia gente que vive en ellos, quien se ocupa de mantener los espacios y cuidarse entre sí. El lema “por amor al barrio”, suele ser utilizado cuando se realizan arreglos comunitarios en su interior.

About the author

Leave a Comment