Por las calles

CAMINANDO POR RECOLETA

Written by

En la intersección de las avenidas Del Libertador y Pueyrredón, doy por terminada mi recorrida por Plaza Francia, en cuyo sector central hay un imponente monumento denominado “Francia a la Argentina”. Fue inaugurado en 1910, como obsequio de la colectividad francesa a nuestro país, con motivo del centenario de la Revolución de Mayo. Por otra parte, se destacan en la plaza hermosas farolas de bronce que llevan los escudos de la Argentina y Francia, además de una placa que homenajea a Andre Malraux, colocada en 2001, en el centenario de su nacimiento.

Desde este punto de la Ciudad cruzo Libertador, dirigiéndome hacia los alrededores del Museo Nacional de Bellas Artes. All´´i se encuentra la escultura “Centauro Herido”. Tambien, ya junto al Bellas Artes Bar, se levanta el monumento abstracto “Clamor a la Fraternidad”. Hay una inscripción que dice: “La fraternidad es la obligación social más noble de cada uno de los seres humanos”.

Cruzo luego la Avenida Pueyrredón, arribando a la pequeña Plaza Dante, donde se destaca, especialmente, la fuente “Las Tarascas”, que fuera donada por México a la Argentina en 1998. En especial, lo que me llamó la atención de esta plaza es una estatua -lamentablemente sin identificación visible-, de un ciudadano que porta un libro en su mano. En la tapa del libro sólo dice: “Ley”.

Una vez más cruzo Libertador, por el lugar donde está su bifurcación con la Avenida Alvear. En este punto se puede optar por una de las dos alternativas con posible destino hacia el centro de la Ciudad: ya sea por el Camino del Bajo o por Avenida 9 de Julio. Aquí, el escenario lo domina el imponente monumento ecuestre del Brigadier General Carlos María de Alvear, emplazado en 1926. Tiene varias inscripciones: “Ituzaingó 1827”, “Asamblea Constituyente 1813”y  “Montevideo 1814”.  Frente al monumento hay una plazoleta con un pequeño monolito. Sobre el mismo se aprecia una placa que recuerda a Raúl Soldi y un cartel metálico recordando su obra.

Plaza_Chabuca_Granda

Vuelvo a cruzar Pueyrredón. Sobre Libertador, frente a la parada de las líneas 67 y 130, se encuentra una extraña escultura con diversas herramientas e incluso una antigua máquina de coser. Hay algunas placas: se refieren a los 50 años de cultura popular, artesanía y escultura. Y esta frase: “Cultura es identidad”.

En este sector de la Recoleta -el comienzo de la Avenida Alvear-, estoy en el llamado Paseo de las Artesanías, donde durante ciertos días funciona la tradicional feria del barrio, el mayor mercado artesanal de Buenos Aires. Lleva más de 50 años instalada en este lugar. Desde allí, subiendo una suave pendiente, llego al monumento de Marcelo T. de Alvear, que posee diversas placas en como homenaje al ex presidente. Pocos metros más adelante hay otra estatua, ésta, en recuerdo del Intendente Torcuato de Alvear, y ya en la plaza que lleva su nombre.

Sigo hacia la derecha, caminando por la empedrada calle Junín. Arribo al Centro Cultural Recoleta (inaugurado en 1980), que tiene a su lado la Iglesia del Pilar, cuya construcción data de 1732. Se trata del segundo templo más antiguo de la Ciudad. Se observa frente a ella, un cartel con el emblema del barrio de la Recoleta. Junto a la iglesia está la entrada principal del Cementerio de la Recoleta, construido en 1822. Frente a este histórico cementerio, se ve un monumento con una placa de gran tamaño: “A los caídos por la Patria”, recuerda, en referencia al golpe militar del 6 de septiembre de 1930. Está instalado en el sector llamado “Paseo Chabuca Granda”.

Pocos metros más adelante está el Gomero de la Recoleta, el árbol más antiguo de la Ciudad: lo plantaron a fines del siglo XVIII. Tambien se ubica allí, aparentando sostener una gruesa rama, la estatua “Atlas de Recoleta”, formada por piezas de auto ensambladas entre sí.

Continuará…

Andrés Rosen

About the author

Leave a Comment