Por las calles

LA ESTACIÓN PUEYRREDÓN Y SUS ALREDEDORES

Written by

Me dirijo, en esta ocasión, a la cabecera de la Línea 114 (en Barrancas de Belgrano), para iniciar un viaje hacia el barrio de Villa Pueyrredón. Desciendo del colectivo en la esquina de Carlos Antonio López y Gral. Artigas. Lo primero que me llama la atención es ver a esta última arteria como doble mano, siendo una de las pocas calles de Buenos Aires que aún mantiene este formato. De acuerdo a mi opinión, la medida es inadecuada, más todavía porque por ella circula la Línea 110, lo que sumado a los autos estacionados junto a ambas aceras deja muy poco lugar para la marcha vehicular.

En mi caminata por Artigas hacia la derecha, llego, a las dos cuadras, al paso a nivel correspondiente a la Estación Pueyrredón del Ferrocarril Mitre, ramal Retiro-José León Suárez. Allí, sobre la izquierda, sin cruzar las vías, se encuentra la Plaza de los Niños “Dr. Carlos Gianantonio”. La atravieso caminando por una callecita empedrada, paralela a la traza ferroviaria, hasta llegar a la esquina de Bolivia y José León Cabezón, donde se ubica la plaza “Nunca Más”. En ella hay placas de homenaje con la lista de desaparecidos del barrio y de trabajadores de la fábrica Grafa, durante el último gobierno militar. Esta compañía textil funcionó en la zona entre 1926 y 1994, en un predio ubicado en la Avenida Albarellos. En la actualidad, lo ocupa el Supermercado Walmart.

Desde esta plaza sigo caminando por Cabezón hasta el 2955, entre Nazca y Argerich, donde se encuentra el tradicional Almacén La Primavera, con 70 años en el barrio. Antes paso por el Centro Cultural Nunca Más, de la Asamblea Popular de Villa Pueyrredón, situado en Cabezón y Nazca.

Desde allí y después de pasar por otro sector de la Plaza de los Niños, donde hay juegos infantiles y un cartel que dice “Emblema del Barrio de Villa Pueyrredón”, cruzo las vías, vuelvo hasta Artigas y paso frente al Centro Cristiano Evangélico “El Buen Pastor”, cuya presencia en el barrio data de 1923 y que además es un importante centro deportivo y cultural.

A pocos metros doblo a la izquierda y camino nuevamente junto a las vías por un sendero parquizado, hasta arribar a la intersección con la calle Franco. Hacia la derecha sale la pequeña calle Juan D’Arienzo, de pocos metros de longitud, ya que inmediatamente al cruzar la cortada Alemania, vuelve a ser Terrada.

cartel_Pueyrredon

En la próxima esquina llego a Nazca y Bazurco. El sendero cambia de nombre, pasando de ser “Pasaje Ferroviario” a Curupayti, por la cual sigo caminando. Cruzo Nazca. A pocos metros se encuentra la Huerta Vecinal de Villa Pueyrredón, instalada en terrenos ferroviarios, y sobre cuya pared hay inscripciones en homenaje a Diego Maradona. Ya en la intersección de la iagonal Curupaytí con Helguera y Cochrane, diviso un cruce peatonal atravesando las vías, y en la próxima esquina arribo al cruce bajo nivel de Avenida del Fomentista, por la cual me dirijo hacia la derecha hasta Albarellos. En dicha avenida vuelvo a doblar a la derecha; en la esquina de Argerich, sobre una pared, hay una inscripción que dice: “Las paredes son la imprenta de los pueblos”, acompañada de una imagen del escritor Rodolfo Walsh

Al 2935 paso frente al club 17 de Agosto, doblando en la próxima esquina por Nazca hacia la izquierda, llegando -en la intersección con Ezeiza- a la Parroquia Corazón de Jesús. Me encuentro con la serie de Monoblocks que conforman el barrio Albarellos. Junto a ellos hay otros más antiguos: antes este complejo edilicio se denominada Barrio Grafa, y actualmente, es el Barrio Gral. San Martín.

Desde allí, sobre la colectora de Avenida Gral. Paz, tomo el colectivo 28, pasando poco más adelante, frente al Museo Saavedra, que se levanta en el parque Gral. Paz, y posteriormente, junto al Parque Sarmiento, inaugurado en 1981. Finalmente llego a la Estación Rivadavia, donde abordo una formación del Ferrocarril Mitre hasta Belgrano C, y termino este recorrido.

Andrés Rosen

About the author

Leave a Comment