Por las calles

LEANDRO N. ALEM Y SUS ATRACTIVOS

Written by

Sobre la Plaza Roma (que lleva este nombre desde 1961), situada en la manzana comprendida por Alem, Tucumán, Lavalle y Bouchard, está el monumento de Giuseppe Mazzini, inaugurado en 1878, con varias placas en su homenaje. Hay varias, sorprendentemente, grabadas en idioma italiano, y una sola en castellano. Esta recuerda la visita del Presidente de Italia, precisamente en 1961. Hay también un busto, cuya placa identificatoria ha desaparecido, y que parece pertenecer a un senador de la antigua Roma.

En la esquina de Lavalle y Bouchard está el mítico Estadio Luna Park, fundado en 1931, conocido como El Palacio de los Deportes. Sobre su muro principal se ve una placa de 2003 recordando a Juan Carlos  ”Tito” Lectoure, promotor de inolvidables veladas de boxeo entre 1956 y 1987. Por otra parte, en dicha esquina está el Hotel “Plaza Roma”, en el cual se hospedaron grandes boxeadores y otros deportistas en días previos a su participación en los eventos del Luna Park.

 

Desde allí cruzo Leandro N. Alem, comprobando que sobre Lavalle entre la avenida y 25 de Mayo, se encuentran la escalera y la rampa para uso peatonal que recientemente fueron pintadas con los colores celeste y blanco de la bandera argentina, en homenaje a la Selección campeona del mundo en Qatar. Sigo caminando por la acera oeste de Leandro N. Alem, bajo la recova, cuya construcción data de 1890, pasando frente al edificio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). En una pared hay una placa que lleva el nombre de Osvaldo Cornide, ex presidente de la institución. A continuación, ya en la intersección con Avenida Corrientes, se levanta el Edificio Comega, construido en 1933, del cual conservo como antiguo recuerdo de la infancia, el hecho de haber concurrido, con mi familia de origen, a la confitería del último piso, desde donde se tenía una espectacular vista del centro de la Ciudad.

En Alem 356, entre Corrientes y Sarmiento, está el edificio Bolsa de Comercio de Buenos Aires. De inmediato, en la esquina de Sarmiento, cruzo nuevamente Leandro N. Alem. Aparece entonces la silueta del Centro Cultural Kirchner (CCK), inaugurado en 2015 y ubicado en el histórico edificio que, hasta 2002, fuera la sede del Correo Central, cuya construcción comenzó en 1899. Recuerdo haber estado en este lugar en 1970, cuando trabajaba como auxiliar administrativo en un instituto internacional, entregando correspondencia para despachar.

Sobre una pared logra divisarse una placa referida a la designación del edificio como Monumento Histórico Nacional. Enfrente, entre Sarmiento y Perón, está la Plaza del Correo, donde se encuentra el monumento a Samuel Morse, con una placa indicando que fue construido en 1918.

Se ubica además allí el Monumento al Cartero, con un bolso sobre su hombro izquierdo y con cartas en la mano, pero que, lamentablemente, carece de placa identificatoria. En el lugar se destaca en especial, el monumento a Juana Azurduy, inaugurado en 2015, y trasladado en 2017 desde su emplazamiento original, que estaba frente a la Casa Rosada. Su “mudanza” se produjo como consecuencia de las obras del Paseo del Bajo. En él una inscripción recuerda la canción folklórica en su honor, con letra de Félix Luna y música de Ariel Ramírez.

En la siguiente cuadra, entre Perón y Bartolomé Mitre, está la estatua del Almirante Guillermo Brown, inaugurada en 1919. Posee una placa en su homenaje del Partido del Sur Bonaerense que lleva su nombre. En este punto de la Ciudad tengo dos opciones: continuar mi recorrida  por Avenida de Mayo, desde la esquina del Café Tortoni (a la cual había llegado después de recorrer Plaza de Mayo), o desplazarme hacia el Casco Histórico de Buenos Aires, en el barrio de Monserrat.

Continuará…

Andrés Rosen

About the author

Leave a Comment