Por las calles

NI EL BARRIO ME DIGAS

Written by

Problemas que padecen los porteños: pasó acá, pero puede pasar en cualquier lado.

La de la foto está en una esquina. Pero pueden estar a mitad de cuadra o en diversos sectores de la acera o del entramado urbano porteño. Su ubicación es bastante variable. Lo que muy pocas veces falla, es su aspecto: vidrios rotos, graffiteadas, abandonadas… Las garitas que alguna vez fueron de vigilancia pero que en la actualidad se encuentran en desuso, pueden contarse de a montones en Buenos Aires. ¿Cómo arribaron a semejante estado? La respuesta no es una sola, aunque lo que sí ocurrió, es que en algún momento, dejaron de cumplir su función y quedaron allí, expuestas al paso del tiempo y a la vandalización. Si hay graffiteros que no tienen problemas en pintarrajear paredes y puertas que son de propiedad privada, ¿por qué respetarían una estructura de chapas que no tiene dueño?

Esta situación, da como resultado un desagradable panorama en las calles de Buenos Aires. En noviembre del año pasado, el Gobierno de la Ciudad anunció que comenzaría a retirar de la vía pública estas casillas y otros elementos en desuso. En el sitio web oficial (buenosaires.gob.ar), se puntualizó: “La Ciudad anunció que retirará de la vía pública unos 7.828 objetos relevados de oficio que han quedado sin uso concreto a través de los años en los distintos barrios. Se trata de estructuras salientes en la vía pública como por ejemplo elementos de cartelería, postes o garitas de seguridad que, al dejar de ser utilizados para los fines para las que fueron creados, se han convertido en reservorios de basura o estructuras que impiden la circulación peatonal”.

En el mismo artículo, Julia Domeniconi, secretaria de Atención Ciudadana y Gestión Comunal, añadió: “Trabajamos junto a las 15 comunas y el Ministerio de Espacio Público en este programa que nos permite dar soluciones efectivas a los problemas que se les presentan a los vecinos en la vía pública, identificamos de oficio más de 7.500 objetos en desuso, una vez retirados, ponemos en valor aquellos espacios que hayan sido vandalizados: los pintamos, reparamos como parte de una política integral de mantenimiento del espacio público que nos permite proveer una mejora continua para nuestros barrios”.

Las autoridades manifestaron que completarían estas acciones de limpieza previamente a la finalización de 2022, pero sólo con realizar un breve recorrido por el territorio porteño, queda en evidencia que todavía resta mucho trabajo por hacer. La Ciudad indicó que los mismos vecinos, tienen la posibilidad de solicitar el retiro de las garitas y demás estructuras, llamado al 147 o completando un formulario de manera online al siguiente link, que también incluye solicitudes para diferentes categorías:

https://gestioncolaborativa.buenosaires.gob.ar/prestaciones?_gl=1*3srn7w*_ga*NTMwMTA5ODA2LjE2MzQ2OTE5Mzc.*_ga_FEVRHD9M7T*MTY3NTAwMDQ1My42LjAuMTY3NTAwMDQ1My4wLjAuMA..

About the author

Leave a Comment