Por las calles

NI EL BARRIO ME DIGAS

Written by

Cajas, botellas, bolsas, vasos, papel, sorbetes… Los elementos plásticos que se acumulan en las calles de Buenos Aires en forma de desperdicios, suman toneladas. Existen contenedores especiales para depositarlos y también se los recibe en los Puntos Verdes. Sin embargo, hay gente que los arroja en la vía pública sin mayor preocupación por cuidar el medioambiente. Y así como el aire que respiramos se contamina de sustancias nocivas, los elementos plásticos acechan y “enferman” a la ciudad desde su propia perspectiva. Desde luego, la problemática es porteña, pero sólo como una pequeña muestra de las dificultades que el planeta a nivel general, viene padeciendo desde hace décadas.

«Julio sin plástico»

Trece años años, en Australia, se implementó una iniciativa de la ecologista Rebecca Prince Ruiz, con el objetivo de crear conciencia entre la población. Fue creada, entonces, la campaña “julio sin plásticos”. Apunta a reducir el consumo de plásticos de un solo uso, ya que los elementos que se usan y se descartan, se transforman en basura. El propósito, es que durante todo el mes, la gente cumpla con este acto de solidaridad para con el planeta. La campaña atravesó las fronteras, replicándose en más países. Hasta que también llegó a la Argentina y a su ciudad capital, donde este año vuelve a ponerse en práctica.

En esa dirección, el Gobierno porteño difundió las tareas que se están llevando a cabo como fundamento a esta campaña de concientización. La Secretaría de Ambiente de la ciudad de Buenos Aires, a través de la Agencia de Protección Ambiental, es la que la impulsa. En un comunicado, el mencionado organismo detalló: “‘Julio Sin Plástico’ es impulsada por la Fundación Plastic Free Foundation (Fundación Libre de Plástico) y tiene como fin invitar a todas las personas alrededor del mundo a reducir su consumo de productos elaborados con plástico de un solo uso. Este movimiento ambiental se ha convertido en uno de los más exitosos internacionalmente con más de 300 millones de personas participando y compartiendo el compromiso a nivel mundial”.

El comunicado reprodujo declaraciones de Inés Gorbea, secretaria de Ambiente porteña: “El plástico, especialmente el de un solo uso, representa una preocupación para el cuidado del ambiente y nuestros ecosistemas. Esta campaña es una oportunidad para concientizar sobre la importancia de la gestión adecuada de residuos y alentar a las personas a adoptar hábitos más sostenibles. La recolección de “botellas de amor” nos brinda la posibilidad de promover un enfoque más responsable hacia el uso y la eliminación de plásticos en nuestras vidas”.

botella_de_amor

Muestras de «botellas de amor» (GCBA). En la foto principal, una dolorosa imagen tomada hace algunos años en una calle de Buenos Aires.

Asimismo, dio a conocer la opinión de Renzo Morosi, titular de APRA (Agencia de Protección Ambiental-Buenos Aires): “En la Ciudad de Buenos Aires prohibimos la entrega de bolsas plásticas en hiper y supermercados y la entrega de sorbetes plásticos. Y seguimos trabajando, día a día, para generar más conciencia del impacto que tiene el uso del plástico en nuestro entorno”.

Una de las bases de la campaña a nivel porteño, es la sugerencia de que los vecinos lleven a los Puntos Verdes Móviles sus desechos, en forma de “botellas de amor”. Mediante el comunicado, se lo explica de la siguiente manera: “Las ‘botellas de amor’ son aquellas botellas plásticas que se encuentran completas con plásticos de un solo uso. Es decir, aquellos plásticos que luego de su primer uso son desechados y no cuentan con un mercado establecido para su reciclaje. Por tal motivo, se incorporan a estas botellas para ser transformados en materia prima para la elaboración de diferentes productos (bancos, mesas), disminuyendo la contaminación plástica y fomentando la circularidad de los mismos. Los plásticos de un solo uso que se pueden poner son: papeles film, envoltorios de alimentos, palitos de chupetín, vajilla descartable, sobres de café y de jugos, bolsas de alimento balanceado, máquinas de afeitar (sin las navajas), lapiceras (sin el resorte ni la punta metálica) y cepillos de dientes”.

Los vecinos que lleven sus “botellas de amor” a los Puntos Verdes Móviles podrán participar de diversos sorteos a realizarse el día que finaliza la campaña (31 de julio). Los lugares donde se hallan los Puntos Verdes Móviles y sus respectivos horarios, se pueden ver en este link:

https://buenosaires.gob.ar/puntos-verdes-moviles/cronograma-de-puntos-verdes-moviles

About the author

Leave a Comment