Por las calles

NOTICIAS CON PERSPECTIVA

Written by

Detrás del día a día de las instituciones, la mirada que permite conocerlas más a fondo.

En forma prácticamente simultánea al conflicto gremial que afecta el funcionamiento del subterráneo, muchos usuarios también se vieron obligados a no utilizar algunas estaciones de la red, a razón de las refacciones y puesta en valor que se están efectuando desde hace varias semanas. Una de las estaciones que permaneció inactiva por obras es Castro Barros, la cual se reinauguró este lunes, volviendo a funcionar con normalidad en el tradicional recorrido de la Línea A. La misma se encontraba cerrada desde el 27 de marzo.

Con esta reapertura Castro Barros se sumó a General San Martín, estación de la Línea C que volvió a la actividad hace una semana. Por lo tanto, las que todavía continúa clausuradas en relación a dicho programa de mejoras, son Acoyte (Línea A), Bulnes (Línea D) y Jujuy (Línea E).

“La puesta en valor de Castro Barros había sido licitada en octubre del año pasado y adjudicada en diciembre a la constructora Xapor en conjunto con las estaciones Acoyte de la línea A y Jujuy de la línea E, que permanecen cerradas por obras. En la misma oportunidad se licitaron los trabajos de las estaciones Facultad de Medicina y Bulnes de la línea D, que en este caso fueron adjudicadas a la empresa SES”, consignó el portal especializado enelsubte.com. Cabe recordar que, luego de que se anunciara su cierre, por ahora, la estación Facultad de Medicina continuará abierta.

Con respecto a las remodelaciones de Castro Barros, el mismo medio puntualizó: “El proyecto comprendía la realización de trabajos de adecuación de pisos y luminarias, tareas de impermeabilización (tratamiento de filtraciones), pintura, revestimientos, herrería y reordenamiento del tendido eléctrico. A su vez, se colocó nuevo mobiliario en los andenes”.

Estación Castro Barros y la Línea A.

1) La inauguración de Castro Barros se produjo el 1º de abril de 1914.

2) Está ubicada debajo del cruce de las avenidas Rivadavia y Castro Barros (y su continuación luego de Rivadavia, Medrano), en el barrio de Almagro.

3) La Línea A había sido inaugurada pocos meses antes, el 1º de diciembre de 1913.

4) Fue no solamente la primera línea subterránea de Buenos Aires, sino la precursora de toda América del Sur e incluso del hemisferio sur entero (y Buenos Aires, la decimosegunda ciudad  del planeta en contar con este servicio).

5) La encargada de la construcción fue la empresa Compañía de Tranvías Anglo Argentina. Por eso, en principio, el recorrido recibió el nombre de Línea Anglo Argentina. En 1939, le dieron su actual nomenclatura: Línea A.

6) A Castro Barros se la denominó Medrano en aquella primera instancia, y su estreno se dio en el marco de la inauguración de un tramo completo: el segundo, luego de la apertura de diciembre de 1913.

7) Mientras el tramo original estaba comprendido entre las estaciones Plaza de Mayo y Plaza Miserere, el mencionado segundo tramo, lo integraba un recorrido conformado por Loria, Medrano (hoy Castro Barros) y Río de Janeiro.

8) Tres meses después de la apertura del segundo tramo en el cual se encontraba la actual Castro Barros, también se inauguró la tercera parte del trayecto, hasta la estación Caballito (hoy Primera Junta).

9) Durante varias décadas, la extensión de la línea llegaba hasta Primera Junta. La red se amplió con la inauguración de Puán y Carabobo, a fines de 2008.

10) Finalmente, en 2013 se agregaron San José de Flores y San Pedrito.

Foto: twitter @basubte.

About the author

Leave a Comment