Por las calles

RUMBO A RECOLETA (II)

Written by

En esta ocasión, para volver a la Recoleta y proseguir con mi caminata, decido tomar el 118 desde su terminal de Barrancas de Belgrano hasta Avenida Las Heras y Pueyrredón, en un recorrido ya descrito cuando con esta línea realicé el trayecto hasta Estación Buenos Aires y Parque Patricios. Al bajar del colectivo cruzo Las Heras. Allí mismo se ubica la pequeña plazoleta Reino de Tailandia, que tiene una placa- homenaje de la Municipalidad de Buenos Aires, de 1973. Sobre ella se erige una magnifica escultura de vivos colores denominada “Purpurina”.  A pocos metros de distancia, sobre Avenida Pueyrredón, llegando a Vicente López, se encuentra el monumento a Guillermo Rawson, inaugurado en 1928 (se aprecian trabajos de reparación en su entorno), sobre el cual se destaca una inscripción dedicada por Bartolomé Mitre, que dice: “Jamás encontré en la vida un ser tan bellamente dotado que más se acercase al ideal de la perfección moral”.

cartel_Plaza_Mitre

Prosigo por Pueyrredón, en el contexto de una zona con altos edificios en torre. Al arribar a la esquina de Guido, se observa hacia la derecha, en la esquina de Azcuénaga, el Cementerio de la Recoleta. Hacia la izquierda, en la esquina de Luis Agote, junto a la Embajada de Gran Bretaña, hay escalones hacia los cuales me dirijo. Asciendo por ellos y accedo a la cuadra de Guido al 2500, que conduce al sector del barrio de La Recoleta conocido como “La Isla”. En dicho sector, en primer lugar diviso una pequeña rotonda con un busto del Teniente General Gelly y Obes, y una placa recordando que a 2009, se lo designó “Año Internacional de la Astronomía”.

Desde este punto, me dirijo hacia Avenida Libertador y llego al imponente monumento a Bartolomé Mitre, que se levanta en la plaza que lleva su nombre y esta inscripción: “Este monumento ha sido costeado por subscripción popular”.  Una importante placa de junio de 1927, destaca que al mes siguiente se inaugurará la obra.

Desde la elevada Plaza Mitre tengo una hermosa vista de los alrededores. Este espacio verde cuenta con antiguas farolas color dorado y un añejo camino escalonado, a través del cual llego a la calle República del Líbano, cuyo recorrido es serpenteante, en su descenso hasta Avenida del Libertador. Junto a República del Líbano –calle peatonal- hay una estatua de George Canning, originalmente situada –en 1937- frente a la Estación Retiro, y emplazada en su actual ubicación en 1994. Además se yergue un busto del Coronel Argentino del Valle Larrabure, instalado en 1990.

cartel_Plaza_Francia

En Libertador y República del Líbano, se encuentra un pequeño patio circular, lamentablemente, muy deteriorado, con dos pequeñas banderas metálicas de Argentina y Líbano, y dos placas que homenajean a Gibran Khalil Gibran, poeta y filósofo libanés.

Continúo mi trayecto por Libertador. Al llegar a la calle Luis Agote, identifico un busto del ilustre médico e investigador argentino, recordado a través de la nomenclatura de esta arteria. Se observa a media cuadra de distancia, la derecha, la entrada del sanatorio que también lleva su nombre. De inmediato, atravesando Luis Agote, estoy en Plaza Francia. Allí se destaca, principalmente, una estatua de Louis Braille; lleva una inscripción en su homenaje, que dice: “Creador del sistema de lectura y escritura para ciegos”. A pocos metros,  hay una placa de 1925 de los amigos de Francia a la memoria de los muertos en la Primera Guerra Mundial, en el séptimo aniversario del armisticio.

Foto principal: una bella postal de Recoleta, en perspectiva desde Plaza Mitre. Al fondo, la Avenida del Libertador.

Continuará…

Andrés Rosen

 

About the author

Leave a Comment