Por las calles

UNA NOTICIA, UN PUNTO EN LA CIUDAD

Written by

UN RECONOCIMIENTO MUNDIAL

No cabe la menor duda de que internacionalmente, el punto en la ciudad de Buenos Aires más conocido, es el Obelisco. Para los porteños acostumbrados a transitar por la zona de Corrientes y 9 de Julio, quizás sea un sitio como tantos. Pero para turistas del interior y el exterior de la Argentina, el hecho de pisar la Capital Federal, por lo general, implica incluir la emblemática esquina en sus paseos. Hilando un poco más fino, tampoco se puede discutir que a no tantos metros del Obelisco (Avenida Corrientes 1368), hay un punto gastronómico que también es visitado con muchísima frecuencia por comensales de diversas latitudes. Se trata de una pizzería que cumplió 90 años en 2022, se llama Güerrín y recientemente ha sido noticia por haber sido elegida como una de las mejores del planeta. El ranking que la elevó a dicho reconocimiento es el Taste Atlas, un sitio internacional especializado en gastronomía, que a la hora de publicar una lista con los mejores restaurantes del globo terráqueo, colocó a Güerrín en el puesto número 18.

No es la única pizzería argentina que fue incluida en el ranking. El Cuartito, otro clásico de la zona céntrica también figura, aunque un poco más atrás, en la posición 51. Más allá de las pizzerías, hubo menciones para la parrilla Don Julio, de Palermo (62º) y el bodegón La Fonda del Tío, de San Carlos de Bariloche (21º).

A propósito de Güerrín, Taste Atlas publicó la siguiente reseña: “… tiene un lugar preciado en el corazón de la escena culinaria de la ciudad por sus auténticas pizzas al estilo argentino. Particularmente digna de mención es su fugazzeta, una variante de pizza local cargada con abundante mozzarella y cebollas caramelizadas sobre una masa gruesa y pastosa. El firme compromiso de Güerrin con la calidad y la tradición, demostrado a través de este plato insignia, ha sido fundamental para dar forma a la cultura de la pizza en Argentina”.

Fundada el 9 de noviembre de 1932 por Arturo Malvezzi y Guido Grondona –dos italianos de Génova- Güerrín se estableció en una calle Corrientes todavía angosta y sin la presencia del iconónico Obelisco, que se construiría en la misma década, pero algunos años más tarde. Nunca se movió de su sitio original, aunque su estructura fue variando con el paso del tiempo. Al principio era de dimensiones muy reducidas, luego fue ampliándose en metros cuadrados e infraestructura. En la actualidad goza de un generoso espacio que además incluye un sector trasero, identificado como el “patio napolitano”. Fue estrenado con motivo de las limitaciones que el país soportó en épocas de pandemia, y una vez terminada esa etapa de restricciones, siguió funcionando normalmente para regocijo de los comensales que prefieren sentarse a saborear su pizza en el recinto, por antigüedad, menos tradicional.

En 2011, a Güerrín la Legislatura porteña la declaró Sitio de Interés Cultural.

Foto: Raquel Menani/tripadvisor.com.ar

About the author

Leave a Comment