Por las calles

NO SIEMPRE ES UN «DELIVERY»

Written by

En tiempos de inseguridad, se hace muy difícil confiar en lo que sucede a nuestro alrededor. Y las calles de Buenos Aires son testigos de que lo peligros, en ocasiones, podrían estar más cerca de lo que imaginamos. ¿Un ejemplo? Aquel que aparenta ser un inofensivo repartidor de comida a domicilio, es posible que utilice su herramienta de trabajo para disimular su propósito de quedarse con lo que no le pertenece.

Desde luego, no se trata de generalizar para alimentar la paranoia, sino de dar a conocer un caso para comprender que también en relación a los repartidores debemos estar atentos. “Simulaba ser delivery para robar motos: llevaba las herramientas en la caja de entregas”, se titula un informa de la policía porteña.

“La Policía de la Ciudad detuvo a un ladrón de motos que, simulando ser delivery, recorría el barrio de Caballito, y en su caja de entregas llevaba las herramientas con las que cortaba lingas, candados y cables de arranque”, indica la primera parte de esta noticia que tuvo final feliz, considerando que el delincuente fue capturado.

De acuerdo al comunicado todo ocurrió hace unos días, en horas de la madrugada “cuando personal de la Comisaría Vecinal 6 B de la Policía de la Ciudad fue desplazado por el 911, dando cuenta que en estarían forzando motos estacionadas en cercanías de las vías del Ferrocarril Sarmiento, en Caballito, y que el responsable llevaría una caja de entregas o mochila de una empresa de delivery. Los oficiales al recorrer Yerbal, vieron que un motociclista, con una caja de las características informadas, al ver al móvil policial, emprendió un intento de escape a bordo de un rodado sin patente, por lo cual fue interceptado en esa calle paralela a las vías y Nicasio Oroño”.

El motociclista tenía 18 años y vivía en Lanús Oeste. En la requisa ante testigos “se le encontró en la caja de entregas una pinza cortacandados, un cuchillo de mesa, una cuchara, un hierro de unos 40 centímetros, una llave Allen, y un celular Iphone”, señala el informe, agregando más datos de relevancia: “Los oficiales recorrieron la zona, habida cuenta el motivo por el cual habían sido desplazados, y en Yerbal al 1000, casi Martín de Gainza, a cuatro cuadras de la detención, hallaron dos motos violentadas, una Honda XR150 y una Yamaha Tenere Adventure 250, ambas con los cables de arranque forzados, y en un caso también cortada la linga. De esta forma, el sujeto iba preparando las motos para pasar luego y levantar las motos que ya había liberado”.

El joven ladrón fue detenido y quedó “a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 2, a cargo del Dr. Manuel Gorostiaga, Secretaría 107 del Dr. Blanco, que dispuso el secuestro de los elementos que llevaba en la mochila de delivery, además de su celular y documentos, y la moto Suzuki en la que circulaba”.

Foto: Policía de la Ciudad.

About the author

Leave a Comment