Por las calles

LA LÍNEA H Y DOS PROYECTOS INTERRUMPIDOS

Written by

Para finalizar el tema de la expansión de las líneas de subte, me referiré a la construcción e inauguración de la Línea H. La obra comenzó en 2001, después de sesenta años sin que se hicieran nuevas líneas en la Ciudad de Buenos Aires. Se habilitó en su primer tramo en 2007, bajo la Avenida Jujuy, entre las estaciones Caseros y Plaza Once, mientras seguía la construcción de su primer tramo de prolongación bajo la Avenida Pueyrredón, hasta Corrientes, con combinación con la Línea B, el cual fue inaugurado en 2010.

Entre 2011 y 2013 se abrieron las estaciones Parque Patricios y Hospitales, actual cabecera sur de la Línea H, mientras se dilataba la llegada del subte a Nueva Pompeya. Simultáneamente, avanzaba la construcción hacia el norte, obra que coincidió con la transformación de Pueyrredón, que pasó a ser doble mano en 2009, hecho que volvió caótico el ya complicado tránsito vehicular por esta avenida.

En 2015 se estrenaron las estaciones Córdoba y Las Heras. En 2016, la estación Santa Fe-Carlos Jáuregui, con combinación con la Línea D, y por último, en 2018, la estación Facultad de Derecho, actual cabecera norte de la Línea H, quedando en suspenso el proyecto original de su llegada hacia Retiro y el Barrio 31. También proyectadas y con futuro incierto, se encuentran las Líneas F (desde Plaza Italia hasta Barracas por Las Heras-Callao-Entre Ríos-Garay-Montes de Oca), la Línea G, entre Retiro y Villa del Parque (bajo Avenida Córdoba-Estado de Israel-Ángel Gallardo-Avenida San Martín-Nazarre) y finalmente la Línea I proyectada entre Parque Chacabuco y Nuñez (por debajo de Centenera -Honorio Pueyrredon-Scalabrini Ortiz-Santa Fe-Luis María Campos-Barrancas de Belgrano-Libertador-Figueroa Alcorta hasta Ciudad Universitaria). Se trata de tres excelentes proyectos pero imposibles de concretar en un futuro cercano, dada la magnitud de los costos para la actual situación económica de Argentina.

Otra modificación importante, que favoreció el flujo de transito en Buenos Aires, fue la apertura, en 2004, de los contracarriles de Avenida del Libertador, junto a la acera noreste, entre Pueyrredon y Sarmiento, con el objetivo de aliviar el transito de Figueroa Alcorta. Inicialmente fue en el horario de 17 a 22, de lunes a viernes, invirtiéndose también el sentido de circulación de la calle Austria entre ambas avenidas. Posteriormente se amplió el horario de funcionamiento, comenzando la modificación a las 15 hs., y desde 2012, además se habilitaron los contracarriles los sábados y domingos entre las 8 y las 13 hs. En concordancia, se habilitaron dos giros a la izquierda desde Libertador a Figueroa Alcorta en Avenida Casares y Mariscal Castilla respectivamente, en dichos horarios.

Entre los cambios que observé en la ciudad, quiero destacar dos que lamentablemente fueron interrumpidos por diversas razones. Uno fue el llamado Tren o Tranvía del Este, inaugurado en 2007 y clausurado en 2012, que circulaba en Puerto Madero con una traza paralela a la Avenida Alicia Moreau de Justo, entre Independencia y Córdoba con estaciones intermedias en Corrientes y Avenida Belgrano. Estaba proyectado para llegar hasta Retiro y Caminito, como sus dos cabeceras. El problema principal es que viajaba muy poca gente, principalmente turistas. Esto provocó que fuera inviable económicamente, siendo las formaciones reasignadas para su uso en el Premetro.

El otro emprendimiento fallido fue el tren Castelar-Puerto Madero. Creado en 1997 y suspendido en 2008, ingresaba antes de la Estación Once en un antiguo túnel paralelo a la Línea A del subterráneo, volviendo a la superficie en Avenida Ingeniero Huergo. La estación Puerto Madero se hallaba sobre Alicia Moreau de Justo al 700. Constaba de cuatro servicios diarios, dos por la mañana y dos por la tarde. Los problemas en la circulación del tren obligaron a detener las frecuencias y después del accidente de Once ya no volvió a funcionar.

Andrés Rosen

 

About the author

Leave a Comment